¿Te interesa este blog?

  • Iñigo García Ureta

Actualizado: 22 jul 2020

Que yo sepa, hasta la fecha Mark Polizzotti contaba con dos libros traducidos al español_: una biografía de André Breton (Turner, traducción de Gabriel Bernal Granados y Juan José Utrilla) y un estudio sobre Highway 61 Revisited, el disco de Bob Dylan (Libros crudos, traducción de Jorge Isusi). Sin embargo, su obra más famosa a día de hoy es una apología de la traducción titulada Sympathy for the Traitor y publicada por The MIT Press, el sello editorial del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Su punto de vista es reivindicativo, en el sentido de que entiende la traducción como una práctica que aporta resultados válidos por sí mismos, y sensato, porque elige no perderse en laberintos teóricos que rara vez tienen alguna aplicación en el mundo real.

El curioso encuentra una versión primitiva de uno de los capítulos aquí.


Traducir un libro sobre la tarea de traducir, y más aún cuando éste está cargado de fragmentos de otros autores en traducción, exige un cuidado especial, sobre todo a la hora de recabar fuentes y lograr que el texto que versioneamos no pierda con respecto del original. En connivencia con el autor decidimos no incluir uno de los capítulos, dedicado a la traducción de poesía, para no perdernos en una cacofonía de ejemplos del francés al inglés y de ahí al español. Se han tocado tanto las citas como la bibliografía para adaptarlas al lector español. Y he incluido un texto mío como cierre y comentario. Asimismo, el autor ha accedido de buena gana a escribir una pequeña nota a la edición española.

Debo añadir un pequeño apunte personal: si bien Polizzotti lleva medio siglo traduciendo, me he sentido muy cerca de su experiencia: ambos llegamos a la traducción de carambola y de buenas a primeras nos enfrentamos a libros complicados: en su caso se trató de Maurice Roche; en el mío, Guillermo Cabrera Infante. Tal vez la necesidad de enfrentarse a algo que en apariencia nos supera quite las ganas de andarse por las ramas.


Si el estado del mundo lo permite Simpatía por el traidor saldrá en Trama Editorial en septiembre de este año. Me consta que algunos fans del libro, como el traductor Juan de Sola o el músico Julián Siniestro se pondrán bien contentos. Otros, al menos el autor y yo mismo, ya lo estamos.

Seguiremos informando.

  • Iñigo García Ureta

Actualizado: 22 jul 2020

Uno de los proyectos que he tenido durante el confinamiento ha sido la edición de un texto largo entre Javier Viver y Horacio Fernández.

Con Horacio llevo colaborando desde que ambos coincidimos en PHotoEspaña hace un tiempo. Fue una época loca y divertida, en la que lo mismo tocaba visitar una imprenta de tipos móviles con Chema Madoz, contar chistes de vascos con Slavoj Zizek que sacar de cañas a William Eggleston. Pero con el tiempo hemos pasado por proyectos, como El fotolibro latinoamericano o Nueva York en fotolibros de los que no podría guardar un mejor recuerdo.

Lo más interesante de colaborar con ambos ha sido a) un formato de conversación, donde los temas van cayendo de forma fluida y b) que me hayan dejado total libertad para editar el resultado, lo que ha pasado por incluir algunas citas (Carl Jung, por ejemplo) y tocar apartados y títulos. La conversación tomaba como punto de partida Museo de pasiones, una expo por partida doble tanto en el Museo Lázaro Galdiano como en la Capilla de los Arquitectos de la Iglesia de San Sebastián, donde Javier reflexiona entre otras sobre el destino de la mujer de Lot.



Fue duro, fue intenso y fue una gozada.

Por cierto, para quien no los conozca, Javier tiene algunos de los libros más (lo diré) sexies del mundo. Basta con echar un vistazo a Cristos y anticristos o a Révélations. Iconographie de la Salpêtrière para que se le caiga la baba a cualquiera.

El resultado de lo que hemos hecho se titulará "Soplar un alma a los leños" y saldrá en edición bilingüe. Para mí ha sido una suerte.

  • Iñigo García Ureta

Actualizado: 22 jul 2020

Trama Editorial acaba de sacar una novedad de lo más apetecible: un libro sobre la Gotham Book Mart.

A lo largo del siglo xx se convirtió en un auténtico santuario para letraheridos y por allí pasaron autores como John Steinbeck, William Faulkner, Gertrude Stein, e. e. cummings, Arthur Miller, John Updike, Charlie Chaplin, Allen Gisberg, Saul Bellow o Woody Allen. La traducción y presentación corre a cargo del maravilloso José Manuel de Prada-Samper (cuya historia de amor con la librería tiene cuatro décadas) y el libro se cierra con un epílogo de Matthew Tannenbaum --todo un personaje de Wes Anderson que aprendió allí todo lo que sabe del negocio de vender libros-- y que he tenido la suerte de traducir.



A su modo, La librera y los genios cuenta la historia de Frances Steloff, una librera de otra pasta, siempre dispuesta a reunir pequeñas sumas para ayudar a un amigo (Henry Miller), o ayudar a otra (Anaïs Nin) a publicar los diarios que le han rechazado todas las editoriales. Aprendemos cómo lograba burlar la censura de la época trayendo de contrabando ejemplares de libros prohibidos (Ulises, Trópico de Cáncer, El amante de Lady Chatterley) o por qué no dudó en enfrentarse a la ley para vender la autobiografía de André Gide, ni en despedir a Tennessee Williams por no saber atar correctamente un paquete.

Steloff es uno de esos personajes larger than life: una mujer con un pasado duro que la volvió valiente, suspicaz y generosa a un tiempo, capaz de hacer de un delantal y unas pantuflas un uniforme de trabajo y una armadura. Eso es lo que se puede explicar. El resto creo que lo muestra esta foto:



Con la pandemia el libro físico ha quedado pasando el confinamiento en la imprenta, pero el ebook está disponible en los canales habituales. Os dejo aquí el link de Lektu:https://lektu.com/l/trama-editorial/la-librera-y-los-genios/13477

Feliz lectura.