Buscar
  • Iñigo García Ureta

dos cosas sobre mario muchnik

Ha muerto Mario Muchnik y hoy es un día de necrológicas varias, que revisan aquello que se estima reseñable. Nos dirán que fue un editor del siglo XX y no les faltará razón.


Hay dos cosas que muchos pasarán por alto y que no quiero dejar de apuntar. La primera es que antes de que acabara el siglo pasado ya era un absoluto pionero en ese DIY editorial que hoy damos por hecho: cuando nadie más maquetaba en casa, Mario ya había convertido su despacho doméstico y su ordenador personal en una auténtica editorial de guerrilla. Así es como pudo tirar tantos libros con un coste mínimo, y permitirse proyectos que otros, aún anclados en usos de otro tiempo, ni siquiera imaginaban cómo echar a rodar.

La segunda es un apunte que dejó caer en su semblanza de Bruce Chatwin; cómo éste le había asegurado que se necesitaban TRES y NO DOS factores para hacer un gran libro. (Digo dos porque durante décadas todos pensaban que para hacer un gran libro bastaba con tener una buena historia y las tablas necesarias.) Chatwin le dijo a Muchnik que para hacer un gran libro se precisaba 1) tener algo que contar; 2) saber contarlo y 3) querer contarlo. A partir de ahí, cuando le llegaba un manuscrito que pinchaba en hueso, Mario solía plantearse qué era lo que fallaba: hay mucha gente que quiere y sabe, pero no tiene qué contar, así como hay quien tiene algo y quiere, pero no sabe. Y luego están los que en el fondo no quieren. Esto parecerá una estupidez, pero sigue siendo uno de esos consejos que cambian una vida. Yo al menos lo leí hace al menos dos décadas atrás, y jamás lo he olvidado.

Descanse en paz.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo